miércoles, 14 de marzo de 2018

5 razones por las que no eres exitoso


Resultado de imagen para persona no exitosaTodos queremos lograr cosas importantes en nuestra vida, ya sea en el área personal, familiar, profesional, u otros. No obstante, muchas ocasiones queremos renunciar a todo y darnos por vencidos porque no hemos alcanzado el éxito. Si te has preguntado a qué se debe esto, entonces es momento de evaluar tu situación y examinar qué estás haciendo mal; para esto, puedes ayudarte de estas cinco razones frecuentes por las cuales no puedes lograr tus metas.

1. Envidia: Es común sentirse decepcionado por no lograr lo que se quiere, pero tampoco es una excusa para envidiar lo que tienen los demás. Algunos piensan que el éxito de otras personas se debe a acciones fraudulentas, o que se ha obtenido por medios no legales. Sin embargo, especular no te llevará a nada. Si realmente quieres ser exitoso, dile adiós a la envidia y concéntrate en tu proyecto (Gálatas 5:26).

2. Inconstancia: No esperes resultados si es que no te esfuerzas en lo que quieres. Las cosas no se harán por sí solas, pues no basta con soñar ¡tienes que ponerte en acción! Si un proyecto falló una vez, vuelve a intentarlo. Si no perseveras, nunca verás resultados (Josué 1:9).

3. Procrastinar: Decir “lo puedo hacer mañana”, nunca te llevará lejos. Si quieres lograr algo, debes hacerlo al momento, porque sino, postergar las cosas se te hará un hábito difícil de quitar. Las personas más exitosas se caracterizan por nunca posponer sus proyectos, y si quieres alcanzar ese mismo nivel, debes hacer lo mismo (Proverbios 3:28).

4. Baja autoestima: No tengas en poco tus propias habilidades. Si te subestimas a ti mismo, no esperes que los demás te aprecien. Algunos se rinden antes de empezar algo, pero no seas parte de ese grupo y marca la diferencia (1 Pedro 2:9).

5. Autosuficiencia: Así como es malo subestimarse, también es erróneo pensar que se puede hacer todo solo. Siempre que emprendas algo, busca consejo de personas expertas en el tema. Resuelve tus dudas y sé precavido. Si intentas hacer todo solo, no lograrás el éxito, pues todos necesitamos ayuda de los demás (Proverbios 11:14).